Estructura y Composición de la Vegetación Ribereña en Zonas Áridas. El Caso de los Ríos Bacanuchi y Sonora en el Noroeste de México

Gilberto Solis-Garza, Horacio Robles-López, Alejandro Emilio Castellanos-Villegas

RESUMEN

La composición y estructura de la vegetación ribereña de los ríos Sonora y Bacanuchi en Sonora fueron determinadas después de la ocurrencia de eventos climáticos extraordinarios.

Continuar leyendo “Estructura y Composición de la Vegetación Ribereña en Zonas Áridas. El Caso de los Ríos Bacanuchi y Sonora en el Noroeste de México”

Contaminación Potencial por Biosólidos Depositados en un Campo Deportivo

Juana Alvarado Ibarra, Ileem Aguilar Gastelum, Gerardina Nubes Ortiz, Luis Eduardo Velázquez Contreras

RESUMEN

Se presentan los resultados de los análisis microbiológico, huevos de helminto y químico elemental de los lodos que son depositados en el suelo de un campo deportivo y que provienen de una planta de tratamiento de aguas residuales Continuar leyendo “Contaminación Potencial por Biosólidos Depositados en un Campo Deportivo”

BIOtecnia Vol. 18, Núm. 1 (2016) > Armenta Calderón

VARIACION EN EL ESTATUS MICORRIZICO DE LEGUMINOSAS DEL DESIERTO SONORENSE/ MYCORRHIZIC STATUS AND ITS VARIATION ON LEGUMES OF THE SONORAN DESERT

Ana Dolores Armenta Calderón, Eduardo Furrazola Gómez, Sergio Francisco Moreno Salazar, Gloria Irma Ayala Astorga, Andrés Ochoa Meza

 

Resumen

Las leguminosas arbóreas del desierto Sonorense tienen un papel importante como nodrizas de otras especies como cactáceas y arbustivas. Se muestreó la rizósfera de tres leguminosas representativas (Olneya tesota, Prosopis juliflora y Parkinsonia microphylla) durante las cuatro estaciones del año, para evaluar la relación con sus hongos micorrízicos arbusculares (HMA) asociados. Los valores más bajos de colonización micorrízica se encontraron en O. tesota (1.2%) y los más altos los presentó P. microphylla con 57%, estos durante la primavera y otoño, respectivamente. La densidad de esporas varió desde 2,130 a 22,530 esporas/dm3 en P. microphylla y P. juliflora, respectivamente. La biomasa de micelio fue similar en los suelos de las plantas estudiadas, variando desde 27 hasta 414 mg/dm3, registrándose los valores más bajos durante el invierno y alcanzando el valor más alto en otoño. La respuesta estacional de la micorriza mostró diferencias a lo largo del año, siendo la estacionalidad más relevante que la identidad vegetal para explicar la interacción planta-HMA, lo que indica que la asociación micorrízica en estas plantas está definida por una fuerte interacción entre los factores climáticos, edafológicos y biológicos.

ABSTRACT

Leguminous trees of the Sonoran desert, plays a key role as nurse plants for some cactus and shrubs. The rhizospheres of three representative legumes (Olneya tesota, Prosopis juliflora, and Parkinsonia microphylla) were sampled during four seasons, to evaluate the relationship with their associated arbuscular mycorrhizal fungi. The lower values of mycorrhizal colonization were founded in O. tesota (1.2%) and the highest in P. microphylla with 57% in spring and autumn respectively. Spores density ranged from 2,130 to 22,530 spores/dm3 in P. microphylla and P. juliflora respectively. Mycelium biomass in soil was similar among the plants studied, ranging from 27-414 mg/dm3, showing the lowest values on winter and gradually increasing in the following seasons, reaching the highest value in autumn. The seasonal behavior of mycorrhizae showed differences throughout the year, seasonality was the most significant factor to explain the plant-AMF interaction, suggesting that mycorrhizal association in these plants is defined by a strong interaction between climate, soil and biological factors.

Palabras clave

Leguminales; micorriza arbuscular; simbiosis; variación estacional/ Leguminales; arbuscular mycorrhiza; symbiosis; seasonal variation

Texto completo:

PDF

BIOtecnia Vol. 18, Núm. 1 (2016) > Cárcamo-Aréchiga

BIOtecnia Vol. 17, Núm. 1 (2015) > Enríquez-Espinoza

PERKINSUS MARINUS EN CRASSOSTREA GIGAS Y CHIONE FLUCTIFRAGA DE BAHÍA DE KINO, SONORA, MÉXICO/ Perkinsus marinus IN Crassostrea gigas AND Chione fluctifraga FROM KINO BAY, SONORA, MEXICO

Tania Lizbeth Enríquez-Espinoza, Reina Castro-Longoria, Fernando Mendoza-Cano, José Manuel Grijalva-Chon

 

Resumen

El ostión japonés Crassostrea gigas es el molusco más cultivado en el noroeste de México, y la almeja negra Chione fluctifraga representa una pesquería comercial emergente, la cual cohabita con C. gigas cultivado en Sonora. Desde 1997, el cultivo de ostión se ha visto afectado por mortalidades en casi todos los sitios de cultivo a lo largo del Golfo de California. Con el fin de evaluar la prevalencia de Perkinsus marinus, un muestreo mensual de 30 ostiones y 30 almejas se llevó a cabo durante un año. Un total de 360 ostiones y 360 almejas fueron analizados por medio de cultivo de tejido en Tioglicolato (RFTM) y por PCR. La prueba de RFTM mostró prevalencias que van desde 3.3 a 60% tanto para ostiones como almejas en todos los meses muestreados y con niveles de infección muy ligero, a moderado, de acuerdo a la escala de Mackin. El análisis de PCR resultó positivo a P. marinus sólo en el ostión que presentó infección moderada en el análisis de RFTM. La sequencia resultante reveló 100% de identidad con la region ITS de P. marinus. Hasta donde sabemos, este es el primer indicio de Perkinsus sp. en la almeja C. fluctifraga.

ABSTRACT

At present, the Pacific oyster Crassostrea gigas is the most cultivated shellfish in northwest Mexico. Nonetheless, other mollusks species such as the black clam Chione fluctifraga, which can be found along with cultured C. gigas in Sonora, represents a profitable emerging fishery resource. Since 1997, the oyster industry along the Gulf of California has been affected by severe mortality episodes disturbing almost all the farming areas. In order to evaluate the prevalence of Perkinsus marinus, a monthly sampling of 30 oysters and 30 clams was carried out during a one-year period. A total of 360 oysters and 360 clams were analyzed by Ray’s fluid thyoglicolate medium (RFTM) and PCR. The RFTM assay showed prevalence ranging from 3.3 to 60% for both oysters and clams through the study period, with infection levels from light to moderate, according to the Mackin scale. The PCR analysis was positive to P. marinus in the only one C. gigas with moderate infection in the RFTM analysis. The resulting sequence revealed 100% identity with the ITS region of P. marinus. To our knowledge, this is the first indication of Perkinsus sp. in the C. fluctifraga clam.

Palabras clave

Perkinsus marinus; Crassostrea gigas; Chione fluctifraga; mollusk diseases; aquaculture/ Perkinsus marunus; Crassostrea gigas; Chione fluctifraga; enfermedades de moluscos; acuacultura.

Texto completo:

PDF