Fallece Ana Amelia Gaytán Fontes: una diletante de la realidad que nos hermana

Y de repente sucedió: un infarto cortó de tajo la vida de Ana Amelia Gaytán Fontes a los 59 años de edad. Después un silencio sombrío y doloroso abrazó a su familia, y hacia la media tarde de este jueves 5 de abril empezaron a soplar los acordes de la melodía aquella que Alejandro Sanz tituló Tú no tienes alma, esa que entre sus versos dice: “Tú no tienes alma, yo no tengo valor para ver cómo te marchas como si no pasara nada… Tú no tienes ganas, y yo me muero por darte las fuerzas que hagan falta…”

Académica adscrita al Departamento de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora, egresada de la Licenciatura en Sociología de la máxima casa de estudios de la entidad, Ana Amelia cursó la Maestría en Sociología y el Doctorado en Antropología Social en la Universidad Iberoamericana.

Integrante de la Academia de Teoría e Investigación Sociológica, impartió las cátedras Sociología del Trabajo, Teoría sociológica I y II, Teoría agraria, Cultura y comunicación I, Seminario de tesis, Antropología social, Análisis económico y político de México I y II, Sociología de la Comunicación II, Investigación Social I, Introducción a las ciencias sociales, Teoría social, Teoría sociológica IV, Características de la sociedad actual, entre otras.

La doctora Gaytán Fontes fue una activa participante en actividades de revisión de programas curriculares y en comisiones de evaluación académica; fue integrante de órganos colegiados de la institución; fue asesora y directora de tesis, incansable investigadora, y se mantuvo permanentemente actualizada en su campo de estudio a través de cursos y seminarios.

Y fue una intensa participante en simposios, foros regionales y presentadora de libros en varios escenarios. Deja para su estudio decenas de artículos publicados en memorias, revistas y libros que detallan su ferviente pasión en el estudio de las relaciones de género y la sociología rural.

Ana Amelia fue, sobre todo, una maestra que compartió día a día su pasión por la sociología con sus alumnos, sus compañeros, sus amigos y su familia, a quienes inculcó hasta su último aliento a cuestionar, a hablar sin miedo, a pensar y a no creer ciegamente en la historia oficial. Empoderó el conocimiento donde sólo había sensaciones, y enseñó el valor de la vida y la libertad.

Y fue una diletante espiritual que se fumó la vida porque pudo y porque sí, y que motivó a sus alumnos y a sus amigos a que inventaran colores y palabras y sabores nuevos para poder describir la otra realidad que yace debajo de la oficial: la que nos hermana como ciudadanos y como universitarios.

Este viernes 6 de abril, a partir de las 10:00 horas, estará su cuerpo en la Funeraria San Martín, ubicada en la confluencia del bulevar Luis Encinas y la calle Benito Juárez, en el centro de Hermosillo, donde se le rendirán las honras fúnebres.

Quedan esperando el reencuentro con ella su esposo, Romualdo Montaño Bermúdez, catedrático del mismo Departamento, y sus hijos Carlos Adrián, Ian Miguel Romualdo y Yuma Mariana Gertrudes Montaño Gaytán, mientras, el rumor de una melodía flotará diciendo: “Seguiré inventando, sin pararme en los detalles, cada día otro motivo para esperar al alba; seguiré gritando que ni el cielo fue bastante: para olvidarte dame un alma que no sepa nada de tus manos

Descanse en paz, Ana Amelia Gaytán Fontes, socióloga que tuvo fe en esas palabras que brillan entre las páginas de sus redes sociales: “La sociología como ciencia es capaz de entender nuestras condiciones y realidades; la sociología como práctica debe llevarnos a transformarlas“. Ella lo sabía y lo aplicaba como testimonio permanente de que el ser y saber no es nada sin el hacer. (Armando Zamora)


http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=26020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *