Investigadora del Dictus obtiene beca del Departamento de Agricultura de EU

El trabajo enfocado a conocer las características genéticas que permiten al chiltepín silvestre y otras variedades de chile ser resistentes a las plagas y al estrés climático, permitió a la docente e investigadora Ángela Corina Hayano Kanashiro obtener una beca del Departamento de Agricultura de Estados Unidos para realizar una estancia científica en la Universidad Estatal de Nuevo México.

La especialista en biotecnología de plantas, adscrita al Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Dictus) de la Universidad de Sonora, mencionó que colaborará con el investigador Paul Bosland, reconocido a nivel mundial por sus aportaciones científicas al estudio del chile y actual director del Instituto del Chile en aquella universidad norteamericana.

Mencionó que de 2004 a la fecha, el Programa de Becas Norman Borlaug del Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha entregado 800 apoyos de este tipo al mismo número de investigadores de América latina, Asia y África, pues se trata de una convocatoria mundial que busca la cooperación académica, científica y de generación de conocimiento.

Acerca de su trabajo, Hayano Kanashiro añadió que en éste también colaboran catedráticos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN (Cinvestav) Unidad Irapuato, y de manera conjunta analizarán, mediante estudios genómicos, el chiltepín silvestre de diversos municipios de Sonora e identificarán genotipos raros e interesantes.

“Todas las especies silvestres –de chile– tienen ciertas características gracias a su respaldo genético, información que las hace idóneas a la resistencia de plagas y enfermedades en general, además de poder soportar el estrés abiótico, como el calor o la sequía; además, no es lo mismo que una planta crezca sin el cuidado del hombre en el monte, a que lo haga en el ambiente controlado de un invernadero o en el jardín”, añadió.

“El chile silvestre no tienen ese confort, y tienen un respaldo que les ayuda a soportar todas esas condiciones climáticas adversas. Una vez que sean identificados esos genes, lo que se buscará es poder pasarlos a los chiles cultivados”, reveló.

En este proyecto, señaló, cuentan con el apoyo de la Asociación de Productores de Chiltepín. (LMA)


http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=25995

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *