Se conmemora hoy el Día del Agrónomo en México

En el Capítulo VI. Nacimiento de las escuelas, del Tomo I de la Historia General de la Universidad de Sonora, Carlos Moncada menciona que “la creación de una escuela que a veces denominaban de agricultura, y a veces de ganadería, y que se quedó en Escuela de Agricultura y Ganadería, o familiarmente Escuela Agropecuaria, fue sueño de los productores y los empresarios del CAUS desde que nació la Universidad”.

Fue un largo camino el que recorrió la Escuela Agropecuaria: el proyecto del plan de estudios para el primer año de la carrera de Perito Agropecuario fue presentado el 30 de septiembre de 1953 y aprobado el 8 de octubre del mismo año. El 15 de octubre de 1953 abrió sus puertas la Escuela Agropecuaria, iniciando las clases con un plan de estudio a nivel técnico de Perito Agrícola, que en 1955 fue sustituida por la de la de Agrónomo, con una duración de cinco años.

En 1960 egresa la primera generación de ingenieros agrónomos zootecnistas, conformada por doce alumnos, y en 1972, la Escuela de Agricultura y Ganadería se trasladó a lo que hoy conocemos como Campo Experimental del Departamento de Agricultura y Ganadería, ubicado en el kilómetro 21 de la carretera a Bahía de Kino. Atrás quedó el hermoso edificio que vio nacer la agronomía en la alma mater, con el primer mural plasmado en la Universidad, el de Héctor Martínez Arteche, concluido en 1964, instalaciones que después ocuparía el Cictus.

Es indudable que los agrónomos egresados del Departamento de Agricultura y Ganadería han permitido la evolución del sector y han contribuido a que la tierra produzca sus frutos; además, han ayudado al enriquecimiento del conocimiento tradicional mediante el uso de nuevas tecnologías y técnicas modernas en estas disciplinas.

Los profesionistas de la agricultura y ganadería tienen como reto brindar valor agregado a la producción de ambas actividades, además de mantenerse en constante actualización sobre los conocimientos y formación técnica adquirida en las aulas. Actualmente el reto de los agrónomos ya no es sólo hacer producir al campo: ahora se enfrentan a situaciones más complejas, como la soberanía alimentaria y al cambio climático.

Resulta apremiante encontrar la soluciones productivas para que el campo crezca, por ello, las nuevas generaciones de agrónomos no deben olvidar su responsabilidad con la tierra y el mejoramiento de la productividad mediante la innovación y adaptación tecnológica, así como el fomento de prácticas sustentables que enfrenten con éxito el reto que implica el cambio climático mundial.

Al conmemorarse hoy, 22 de febrero, el Día del Agrónomo en México, la Universidad de Sonora se suma al reconocimiento a este sector, particularmente a los egresados, docentes y alumnos del Departamento de Agricultura y Ganadería, que ha preparado y actualizado a casi el 90% de los profesionales de la agronomía que impulsan el desarrollo del estado.

El 22 de febrero de 1854 fue inaugurada la primera universidad de educación agrícola en el país, que nació con el nombre de Escuela de Agronomía de San Jacinto. Para conmemorar ese hecho, se instauró el Día del Agrónomo en México.

El impulsor de la escuela fue el presidente Benito Juárez García, quien delegó al agrónomo Melchor Ocampo la creación de una institución capaz de enseñar a los jóvenes el desarrollo del campo mexicano y las técnicas de producción agrícolas para el autoconsumo nacional. En 1915, se renombró al plantel de San Jacinto como Escuela Nacional de Agricultura (ENA), y el año de 1960 se creó el Colegio de Posgraduados de Chapingo, hoy Universidad Autónoma de Chapingo. (Recopilación de información: JAZ)


http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=25710

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *