Hablan sobre hongos comestibles en emisión radial

Los hongos son organismos que pertenecen al reino Fungi; son parásitos o viven sobre materias orgánicas en descomposición, y antiguamente se creía que eran plantas, pero no es así, mencionó Rigoberto Gaitán Hernández en el programa Alimentación, problema de nuestro tiempo.

Al exponer el tema Los hongos comestibles, una alternativa alimenticia y de generación de proyectos productivos, el investigador de la Red Manejo Biotecnológico de Recursos, del Instituto de Ecología, A.C., Unidad Xalapa, añadió que estos organismos no producen raíces ni tienen clorofila, y requieren de materia orgánica para poderse nutrir, y de esporas, que son el medio que utilizan para diseminar la especie.

Los hongos tienen una plasticidad tan amplia que pueden crecer en distintos lugares y altitudes, estableció el invitado. “A nivel mundial se estima un millón y medio de especies; es el grupo más diverso, después de los insectos”, apuntó, y añadió que en Hermosillo hay un tipo de hongo muy particular, que son del desierto, y están inmersos en la tierra por lo que muchas veces no es tan fácil localizarlos.

En la emisión que se transmite por Radio Universidad bajo la producción del Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA), Gaitán Hernández estableció que la parte comestible de los hongos es a lo que llamamos seta, señaló, y constituye un alimento muy especial, que llama la atención por su variedad de formas, colores y aromas.

Ante Francisco Javier Parra Vergara, conductor del programa, el especialista señaló que también hay hongos comunes que en rigor no son comestibles, como el que produce la cerveza; y abundó que estos organismos se han utilizado desde épocas ancestrales en varios procesos: algunos tienen que ver con la medicina, como los antibióticos, y muchos más con la producción de alimentos, dijo.

Advirtió que hay hongos no comestibles, tóxicos, venenosos en los bosques, y hay que diferenciar los silvestres de los cultivados bajo condiciones controladas de invernadero, que se comercializan en el mercado, al igual que muchos frutos.

El investigador indicó que el cultivo de hongos comestibles en Latinoamérica inicia a finales de los años treinta y su crecimiento ha sido extraordinariamente lento durante los siguientes años debido a razones varias: El poco consumo de éste producto, la nula información y difusión respecto al cultivo y el hermetismo total por parte de los pocos productores en ese tiempo.

“Estos factores –puntualizó– hicieron del producto un alimento elitista y dieron lugar a que el crecimiento de las empresas productoras de hongos comestibles fuera prácticamente unilateral”.

Hacia los años noventa, agregó, surgen varias empresas en diferentes países de que hacen que el producto deje de ser tan escaso y que inicie una competencia sana en calidad y cantidad así como en el costo del producto al consumidor final. Gracias a diversas campañas de promoción del producto, el consumo se incrementó considerablemente, haciendo que el precio sea más atractivo, tanto en fresco como procesado, y que el producto esté actualmente presente en mercados populares a disposición de los consumidores, concluyó.


http://sonrobots.com/store/products/category/motores/

Enviar comentario