Advierten del peligro de enfermedades intestinales a causa de los parásitos emergentes

Los parásitos emergentes aumentaron su incidencia en las dos últimas décadas, por lo que de nuevo representan un grave problema de salud pública en México, afirmaron Olivia Valenzuela Antelo, académica del Departamento de Ciencias Químico Biológicas, y Alejandro Urrea Quezada, alumno del Doctorado en Ciencias Biológicas y de la Salud de la Universidad de Sonora.

Plantearon que debido a múltiples factores ambientales y sociales (físicos, químicos, biológicos y económico-culturales) de las actividades humanas, se observa que esos microorganismos pasaron nuevamente a la ofensiva, y que se ha hecho necesario tener nuevas técnicas de diagnóstico y entrenamiento especial para ofrecer tratamientos más adecuados.

Dieron a conocer que tras cinco años de investigación en ese tema encontraron que un diagnóstico etiológicopuede ayudar a identificar de manera certera a esos parásitos emergentes, y de esa forma, con el respaldo de infraestructura y herramienta molecular poder brindar una valoración certera.

Entrevistados en el programa A tiempo con la ciencia, que produce el Departamento y que se transmite por Radio Universidad, informaron que en lo general hoy prevalece una crisis global de morbimortalidad a causa de ese problema asociado a los parásitos que provocan la gastroenteritis aguda (proceso diarreico), con dolor abdominal, sangrado rectal, diarreas prolongadas o temporales, vómitos, náuseas, pérdida de peso corporal, dolor de cabeza y fiebres.

Condiciones de riesgo

Los entrevistados afirmaron que existe una diversidad de causas y condiciones de riesgo para la transmisión de esos patógenos, como puede ser el contacto directo con materia fecal de humanos o animales, así como el consumo de agua y alimentos contaminados con la bacteria cryptosporidium.

“La ingesta de alimentos o aguas contaminados con materia fecal (heces), de animales o humanos, mal lavado de manos, frutas y verduras, comer en puestos de la calle carentes de medidas higiénicas, no tener drenaje adecuado y sistemas de potabilización de agua o defecar al aire libre, son varios de los graves factores de riesgo que generan la parasitosis intestinal”, precisaron.

Asimismo, dijeron que la población infantil es la que está más expuesta a esos parásitos, y que incluso quienes presentan deficiencias inmunitarias, como el VIH Sida (personas calificadas como inmunocomprometidas), podrán fácilmente ser afectados y enfermarse. (JAR)


http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=24595

Enviar comentario