Estudian la posibilidad de atacar la hipertensión arterial con subproductos de calamar gigante

Una de las enfermedades crónicas más comunes en la actualidad es la hipertensión arterial, que está relacionada con el estilo de vida sedentaria así como el consumo inmoderado de tabaco y alcohol, y se ha convertido en uno de los problemas de salud pública más importantes, señaló Carolina Watanabe Alday en el programa Alimentación, problema de nuestro tiempo.

En la emisión que produce el Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA), la estudiante de la maestría en el Posgrado en Ciencia y Tecnología de Alimentos de esa unidad académica, añadió que el aumento en la prevalencia de sobrepeso y obesidad debido al exceso en los requerimientos calóricos, contribuye a padecer una enfermedad cardiovascular.

Ante ello, y debido a que la hipertensión arterial es tratada con fármacos diariamente, apuntó, la utilización de péptidos con actividad biológica derivados de colágeno de subproductos de calamar gigante (Dosidicus gigas) podrían conferirle un alto potencial de aplicación como agentes preventivos de este mal, e incluso como tratamiento.

Al hablar sobre Identificación parcial de péptidos con actividad antihipertensiva generados durante la hidrólisis enzimática de colágeno de subproductos de calamar gigante en el programa que se transmite por Radio Universidad, Watanabe Alday precisó que realiza un estudio para generar péptidos mediante la hidrólisis enzimática del colágeno de subproductos de calamar gigante, evaluar la actividad antihipertensiva del hidrolizado enzimático de colágeno de calamar gigante y caracterizar los péptidos derivados de colágeno de este molusco.

Sabemos que el calamar gigante abunda en el golfo de California, sobre todo frente a la costa de Guaymas, Sonora, y de Santa Rosalía, en Baja California Sur, y que los subproductos que genera esta industria es de entre el 50 y 80% del total de la captura, por ello consideramos que al utilizar desechos de este producto podemos evitar, por un lado, seguir contaminando nuestro ambiente.

Además, apuntó, el calamar gigante tiene una gran cantidad de colágeno en sus tentáculos, y gran parte del calamar se desecha, por lo que nosotros buscamos darle algún aprovechamiento, destacó ante el académico Francisco Javier Parra Vergara, conductor del programa.

Detalló los aspectos técnicos que conllevan a la consecución de péptidos en laboratorio y abundó en la utilización de estos elementos procedentes de algunos alimentos que están siendo ampliamente usados para mejorar funciones biológicas, “pues los péptidos obtenidos por hidrólisis son capaces de ejercer efectos biológicos específicos –subrayó– y en este caso se trata de controlar la enzima que se encarga de desatar los mecanismo que aumentan la presión arterial… que los péptidos obtenidos se adhieran a esa enzima para poder inhibirla”.

Aún estamos estudiando la secuencia de aminoácidos para inhibir la actividad hipertensiva, subrayó, pero después de encontrar las cadenas que buscamos, pretendemos proponer la elaboración o diseño de alimentos funcionales adicionándoles péptido con esa actividad antihipertensiva, concluyó Carolina Watanabe Alday. (AGG)


http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=24525

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *