Comparte Gladys Iliana experiencia de participar en Olimpiada Internacional de Biología

Representar a México en un certamen de nivel internacional no es algo que pueda describirse, expresó Gladys Iliana Serna Villaescusa, quien participó en días pasados en la Olimpiada Internacional de Biología 2017, realizada a finales de julio en el Reino Unido.

“Tienen que experimentarlo”, expresó la joven egresada del Cobach José María Maytorena de Guaymas, Sonora, mientras que alentaba a los aspirantes a formar parte de la selección Sonora para la Olimpiada Nacional 2018, a dar todo y aprender cada vez más.

“Hace un año yo estaba sentada donde están ustedes, y a una hora de presentar el examen que me cambiaría la vida para siempre, no tenía la menor idea de eso. Escuchaba a José Carlos, el olímpico del año anterior que fue a Vietnam en 2016, cuando hablaba de su experiencia como lo hago yo ahora, y me dio mucho gusto por él, pero nunca me pasó por la cabeza que pudiera llegar hasta donde él llegó”.

Con una voz entrecortada por la emoción, Ileana dijo que nunca pensó que desde ese día cambiarían sus fines de semana por clases, sus tardes de película por libros, sus clases de preparatoria por las de la UNAM y el hospital Siglo XXI.

“Así, justo como están ustedes hoy, comenzó el año más intenso de mi vida y, por supuesto, no me arrepiento de nada”, aseguró.

Primero, comentó, fue la Olimpiada Estatal, después la primera clase, en donde se dio cuenta que no sabía absolutamente nada, pero lo más increíble fue que le encantó. “Observé todo un mundo frente a mí y decidí que quería aprender todo lo que pudiera de él. Ya alguien me había abierto las puertas a un mundo maravilloso, pero no terminó ahí”.

Después, continuó, siguió el examen nacional, y aunque muchos participantes se veían inquietos, querían llorar o esconderse debajo de una piedra, ella permaneció tranquila. “Y no porque pensara que había tenido todas las respuestas bien, créanlo, eso era totalmente imposible”, añadió.

Simplemente “era porque había dado todo de mí en ese examen y eso me dejaba tranquila, y la verdad no esperaba ganar nada, así que imaginen la sorpresa cuando me gané una medalla de oro…”

Cuando iniciamos el entrenamiento en la UNAM, añadió que se dio cuenta que no estaban jugando al científico ni al laboratorio. “Estábamos trabajando de verdad”, afirmó.

Gladys Iliana dijo a los estudiantes que de las cosas más importantes que se obtienen en la olimpiada son los amigos, aduciendo que conoció y departió con jóvenes de Jalisco, Michoacán, Veracruz, Durango, Guerrero y sus compañeros de Sonora.

Dijo que fue increíble compartir también con jóvenes de otros países, conocer otras culturas, otros idiomas y probar dulces de muchos países que, aunque ellos digan que no, todos saben a dulce de leche…

“Representar a México a nivel internacional es algo que no puedo describirles; no es fácil. Me costó muchas desveladas, muchas horas de estudios, incluso muchas frustraciones, pero lo importante es estar ahí, seguir ahí y luchar por cualquier cosa que deseen”, apuntó. (BE)


http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=24384

Enviar comentario