Los océanos: misteriosos, impresionantes, pero amenazados como fuente de vida

Celebrar el Día Mundial de los Océanos –8 de junio’trasciende en el planeta porque invita la toma de conciencia y a la vez a honrar, proteger y conservar los océanos del mundo, estableció María Mabel Ortega Rivera, profesora investigadora del Instituto de Geología de la Estación Regional del Noroeste (ERNO) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con sede en nuestra casa de estudios.

La conductora y productora de los programas de radio de divulgación de las Ciencias de la Tierra y del Mar Azul Marino que se transmiten por Radio Universidad, destacó que el océano también nos proporciona muchos recursos, como oxígeno, regulación del clima, fuentes de alimento, medicina, entre otros servicios favorables a la vida del planeta.

Ortega Rivera recordó que fue a partir del 2014 cuando la División de Asuntos Oceánicos y Leyes Marítimas de las Naciones Unidas declaró que el 8 de junio fuese oficialmente declarado Día Mundial de los Océanos.

El tema de este año para celebrar tan significativa fecha, dijo que es “Nuestros océanos, nuestro futuro”, conectado con la Conferencia del Mar que se está llevando a cabo entre el 5 al 9 de junio de 2017 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Océanos amenazados
“Mucha gente no tiene idea del valor de los océanos, sintiendo que esta agua no tiene valor debido a su contenido de sal. Sin embargo, es el hogar de una enorme cantidad de vida acuática y sin ella no existiría la posibilidad tener oxígeno. Entonces no habría seres humanos u otros seres vivos sobre la tierra”, expresó la investigadora universitaria.

Señaló que la mayor parte del oxígeno que se genera en el planeta proviene de los océanos. “La mayoría de las personas suponen que proviene de árboles y las plantas, y que éstas producen oxígeno, pero no en el volumen que se obtiene a partir de la vida acuática en los océanos”.

María Mabel Ortega, quien también es editora técnica y de diseño de la Revista de divulgación Nuestra Tierra y administradora de las páginas de divulgación en Facebook, Azul Marino Radio/Nuestra Tierra Divulgación de la Ciencia/Geociencia, sostuvo que el océano sigue siendo uno de los lugares más vastos, misteriosos e impresionantes de la Tierra, pero que por desgracia se ve muy amenazado por la contaminación humana en la tierra y por causas naturales.

Anteriormente, añadió, se pensaba que, debido al gran tamaño y profundidad del océano, los efectos de arrojar basura y desperdicios en el mar sólo tendrían consecuencias mínimas, pero que, recientemente hemos visto que pensar así fue una gran equivocación, lamentándose de que cada día reciba miles de toneladas de residuos y basura.

Aunque la contaminación es de origen terrestre y marina, planteó, la mayor fuente de contaminación oceánica proviene directamente de fuentes terrestres, como plásticos, deshechos de aceite, suciedad, tanques sépticos, granjas, ranchos, vehículos de motor, desechos tóxicos y derrames de petróleo.

“El vertido de plásticos, residuos radiactivos de reactores nucleares, de metales pesados y ácidos, y el drenado de las aguas residuales también son fuertes contribuyentes a la contaminación, lo mismo que miles de millones de toneladas de desperdicios terminan en el océano cada año”, agregó.

También los residuos sólidos como bolsas, espuma y otros desechos vertidos en los océanos desde tierra o desde barcos en el mar acaban siendo con frecuencia alimento de mamíferos marinos, peces y aves que los confunden con comida, con consecuencias a menudo desastrosas. (JAR)


http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=24183

Enviar comentario