Obtiene premio nacional con estudio del ácido siálico como marcador en la pérdida de peso

Por su investigación sobre el ácido siálico como marcador en los procesos de pérdida de peso y grasa corporal, Ana Jazmín Duarte Acuña, estudiante del cuarto semestre de la Maestría en Ciencias de la Salud, obtuvo un premio en reciente Congreso Nacional de Nutrición.

El Premio fue para los mejores trabajos de investigación en la modalidad de libre, categoría de cartel y se presentó en la XXXI edición del Congreso Nacional de la Asociación Mexicana de Miembros de Facultades y Escuelas de Nutrición (AMMFEN), realizado del 4 al 7 de abril en Puerto Vallarta, Jalisco.

Duarte Acuña comentó que el tema de su trabajo se relaciona con un programa de estilo de vida que disminuye los niveles de ácido siálico en adultos con sobrepeso y obesidad y está dirigido por la académica María del Carmen Candia Plata, como parte de las actividades del Cuerpo Académico de Determinantes de Enfermedades Crónicas e Infecciosas.

Dijo que participan todos los integrantes de ese grupo, además de los técnicos académicos del Laboratorio de Bioquímica Clínica del Departamento de Medicina y Ciencias de la Salud.

En entrevista, explicó primeramente que el ácido siálico es una molécula que se encuentra en el organismo y es considerado un buen marcador en los procesos de inflamación y de riesgo para enfermedades cardiovasculares y otras patologías que afectan a la salud.

“El propósito de mi trabajo es conocer más a detalle su importancia como un marcador clínico para la mejoría del proceso inflamatorio durante la reducción de peso y masa grasa”, precisó al señalar que la base de este procedimiento es el programa que brinda el Centro de Salud Nutricional de la universidad y que está a cargo del doctor Rolando Giovanni Díaz Zavala.

Duarte Acuña señaló que los pacientes que llegan al Centro –todos adultos de entre los 18 y 65 años de edad– presentan características de sobrepeso y obesidad, y en el programa conductual se les proporcionan las herramientas para que ellos trabajen básicamente en la reducción del peso que es la variable principal.

Se hace una valoración inicial y se toma el nivel del ácido siálico cuando inicia el proceso. Cuando termina, se toma de nuevo el nivel y se observa que todas las variables sufren una modificación positiva que lleva a un estilo de vida de manera favorable, precisó.

Añadió que el programa tiene una duración de seis meses y señaló que no hay referencia de un estudio de esta naturaleza en el país, enfocado a determinar al ácido siálico como un buen marcador de inflamación y de riesgo cardiovascular por sus características de baja variabilidad y su amplia presencia en el organismo. (BE)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario