Académicas del DIPA recomiendan opciones de alimentación sana durante la cuaresma

Como una alternativa saludable para la época de cuaresma, María Esther Orozco García y Norma Violeta Parra Vergara, académicas del Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA) de la Universidad de Sonora, recomendaron el consumo de ceviche de garbanzo y de nopal con champiñones, y el atún combinado con sardina, además del frijol con quelites.

Entrevistadas en el programa Alimentación, problema de nuestro tiempo, que produce el DIPA y se transmite por Radio Universidad, indicaron que la preparación de ese tipo de alimentos evitará de alguna forma el consumir producto de origen animal, pues “tener una buena alimentación, con el aporte de nutrimentos necesarios para el organismo humano, será siempre la mejor manera de prevenir enfermedades”, afirmaron.

“Necesitamos opciones alimenticias que ayuden a un correcto funcionamiento de nuestro organismo, que sea compatible con un buen estado de salud; además, tiene un papel preventivo en la aparición de enfermedades cardiovasculares”, reiteraron en el programa conducido por el académico Francisco Javier Parra Vergara.

Plantearon que la vida sedentaria, la modificación acelerada de patrones de dieta y estilo de vida, aunadas a una probable susceptibilidad genética, han impactado en el aumento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad en la población mexicana. Estos cambios, advirtieron, se han acompañado de un incremento en enfermedades crónicas asociadas con la obesidad, como diabetes, hipertensión arterial y algunos tipos de cáncer.

“Vivimos en una región donde tenemos muchas opciones para consumir alimentos nutritivos, y precisamente uno de ellos es el grano de garbanzo, una leguminosa que no se consume como debería de ser porque estamos acostumbrados sólo a los caldos, cocido y el pozole de trigo”, recordaron.

Dijeron que ese grano es una leguminosa, al igual que el frijol, la lenteja y las habas, y sabemos que evita problemas estomacales (gases en el aparato digestivo). “Es una proteína de muy buena calidad, porque el garbanzo tiene ese característica, además de ser muy rendidor”, afirmaron.

Por último, dieron indicaciones sobre cómo preparar cada una de esas opciones, además de recomendar el libro Alimentación para personas con diabetes y su familia, en el que participaron como autoras. (JAR)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *