Afectará el cambio climático la producción de alimentos

Por el cambio climático global se prevé que en un futuro habrá disminución de áreas de producción agrícola, de vegetación, así como desastres naturales que afecten la producción de alimentos en la tierra, es la crónica de un desastre anunciado, reveló Alf Enrique Meling López.

Para hablar sobre el tema, el profesor del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (DICTUS) estuvo como invitado en el programa Alimentación, problema de nuestro tiempo.

En la emisión producida por el Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA) y conducida por Francisco Javier Parra Vergara, el investigador destacó que el cambio climático global o calentamiento global son sinónimos, y se refiere al aumento de la temperatura media promedio global y otras condiciones climáticas que existen.

Estos, agregó, también pueden medirse a nivel regional o local, en algunos lugares está aumentando y en otros disminuye o se alargan los periodos de una sola temperatura (calor o frío). Aclaró que aunque este fenómeno ha ocurrido en varias ocasiones y no es nuevo, sí ha habido un aumento considerable en los últimos 200 años, a partir de la era industrial.

Declaró que entre el 60 y 65% de este cambio climático no se puede controlar, porque tiene que ver con la naturaleza, pero entre el 35 y 40% depende del ser humano, por las concentraciones de gases y que son los países industrializados quienes más contribuyen a este detrimento del ambiente.

El cambio climático, apuntó, también lo provoca la concentración de CO2, a causa de la combustión de combustibles fósiles y deforestación, lo que provoca un desequilibrio en la atmósfera y el océano, y por eso vemos huracanes de mayor intensidad y fenómenos naturales.

Este fenómeno afecta a la producción de alimentos porque tiene dos repercusiones: una en el clima y otra en el nivel medio del mar, porque hay tendencia a que suba, declaró.

El proceso es irreversible, dijo, porque el daño que ya está hecho no se puede cambiar, pero aún hay cosas por hacer. “Desafortunadamente, los gobiernos no han tomado este tema muy en serio, en especial los que más contaminan, que son las potencias mundiales, y los que tienen la responsabilidad son los que tienen el poder para hacerlo”.

Para finalizar, Meling López habló de la importancia de la educación ambiental y de tomar conciencia, porque muy pocos hacen algo para detener este proceso, y mencionó que hay que comenzar a hacer cosas a nivel personal, familiar y social, porque colectivamente somos millones y podría ser benéfico para el planeta. (AGG)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario