Entregan certificados de pasante a egresados de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud

En emotivas ceremonias, la División de Ciencias Biológicas y de la Salud de la Universidad de Sonora entregó este jueves certificados de pasantes a 246 egresados de las licenciaturas en Enfermería, Biología, Ciencias Nutricionales, Químico Biólogo Clínico, Cultura Física y Deporte, así como en Químico en Alimentos.

Guadalupe García de León Peñúñuri, vicerrectora de la Unidad Regional Centro, destacó que ese tipo de actos representa uno de los eventos más significativos para cada egresado y su familia, porque se trata de un momento que simboliza la culminación de sus estudios universitarios mediante la entrega de los certificados que dan fe de que cursaron y aprobaron todos los créditos del plan de estudios correspondientes.

Para la Universidad de Sonora, dijo, “el que estén aquí es un hecho que nos llena de orgullo y satisfacción porque significa que estamos cumpliendo con la tarea fundamental de educar y formar profesionistas en distintas disciplinas altamente valoradas por la sociedad”.

En su mensaje, en el auditorio Cívico del Estado, reconoció también el esfuerzo de sus docentes, que con esmero y responsabilidad les formaron académicamente para que estén preparados frente a su futuro inmediato, ya sea continuar estudios de posgrado o incorporarse al mercado laboral.

Por su parte, Ramón Enrique Robles Zepeda, director de la División, señaló que el perfil de los egresados corresponde a un recurso humano formado con altos indicadores académicos, por lo que se tiene la seguridad de que habrán de enaltecer a nuestra institución en cualquier espacio donde empiecen a desenvolverse de manera profesional.

“Son pasantes que tienen el potencial académico para distinguirse como profesionales responsables con un alto sentido científico, social y humano”, puntualizó.

A su vez, Diana Alejandra Corella Salazar, egresada de la Licenciatura en Ciencias Nutricionales, a nombre de sus condiscípulos indicó que “hoy recibimos reconocimiento oficial a nuestra dedicación y esfuerzo, y debemos poner la cabeza en alto y felicitarnos por haber llegado hasta aquí, por no desviarnos del camino, por haber concluido estos cuatro años que, en ocasiones, parecían interminables, aunque al mismo tiempo, y en un abrir y cerrar de ojos, fueron tan efímeros”.

Agradeció a la Universidad de Sonora por abrirles las puertas, por acogerlos como sus hijos y brindarles las herramientas para crecer y desarrollarse como profesionistas, así como darles oportunidades de desempeño bajo su prestigio y permitirles llevar en alto su nombre a otros lugares del país y del mundo.

Somos capaces de alcanzar nuestras metas

En ceremonia aparte, Fernanda Patricia Alvarado Pérez, egresada de la carrera de Biología, también habló a nombre de los egresados de su disciplina, y en su mensaje reconoció que “todos tenemos grandes capacidades para seguir adelante en la maestría, doctorado o en alguna especialidad que nos permita estar actualizados. Que nadie se atreva a decirnos que no podemos hacerlo, porque hoy sabemos que sí somos capaces de alcanzar nuestras metas”.

Enseguida se preguntó �qué significa ser egresados? Y respondió señalando que ello se traduce en que han cumplido un objetivo, ya que una de las metas de su vida era concluir una carrera y qué mejor que haya sido en esta institución, y convertirse y seguir siendo, como un gran privilegio, un búho por siempre.

En la ceremonia, además de reconocer la trayectoria distinguida de los profesores de cada carrera, también se entregaron constancia a los alumnos con el mejor desempeño académico: Ricardo Román Vargas Rubio, de Ciencias Nutricionales; Janneth Bustamante Moreno, de Enfermería; Andrés Guadalupe López Virgen, de Biología, y Xiadanne Jhinnet Cázarez Chinchilla, de Cultura Física y Deporte.

En el desarrollo de cada ceremonia se tuvo la intervención de la banda de guerra “Legión Seri” y escolta universitaria, así como de Vianey Lagarda Rodelo, alumna de la Licenciatura en Música, y el maestro y pianista Héctor Acosta, quienes interpretaron “Besos robados”, de Jorge del Moral, y “Dime que sí”, de Alfonso Esparza Oteo. (JAR)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *