Urge dar prioridad a la medicina preventiva: Hernández Chávez y Padilla Barba

El sistema de salud mexicano debe darle primordial importancia e invertir con mayor amplitud en la medicina preventiva, afirmaron Guillermo Hernández Chávez y Alfredo Padilla Barba, académicos del Departamento de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Sonora.

En ocasión de celebrarse en México el Día del Médico este 23 de octubre, establecieron que trasciende con mayor fuerza el impulsar una prevención de salud primaria –más que al renglón curativo–, ya que así se evitarán con buen tiempo los factores de riesgo en la salud poblacional.

“Si a cada paciente se le hiciera ver lo que le va a pasar y sufrir con una enfermedad crónica, se reducirían las altas tasas de morbilidad y mortalidad, y, por supuesto, el costo que implica al Estado mexicano la atención hospitalaria y de tratamientos médicos”, señalaron.

El neurocirujano Guillermo Hernández Chávez y el cardiólogo Alfredo Padilla Barba, con 50 y 45 años de servicio profesional, respectivamente, reiteraron que entre todas las acciones encaminadas a preservar la salud, la que en la práctica resulta de mayor importancia es la prevención de las enfermedades.

Por otra parte, hicieron una acerba crítica al hecho de que los programas de atención a la salud no se cumplan de manera adecuada y oportuna. Señalaron que en el caso de una institución pública de salud, “si alguien se enferma, va primero con el médico general; éste le da la consulta y lo manda a un especialista; luego tiene que ir a un internista y más tarde a un centro médico de tercer nivel…”.

Hernández Chávez admitió que la economía global, que incide sobremanera en México, impide de alguna manera que se dé mayor presupuesto al sector salud, pero ese factor no debe impedir ofrecer calidad en la atención médica.

Atención humana y sin fines de lucro

Ambos académicos afirmaron que en el Departamento forman al recurso humano de nueva generación con una orientación social humanística, sensibilizándolos en ambos aspectos para que al momento de ser profesionales de la medicina den atención integral al paciente, dejando a un lado todo interés de lucro.

Padilla Barba advirtió que se insiste en ese renglón porque, en lo general, la medicina se ha fragmentado y puesto lejos de las necesidades reales de la población. “Antes teníamos un alto respeto y reconocimiento, pero ahora, ante la aparición de una diversidad de especialidades, se deja de ver al enfermo de forma integral”.

Por ello, dio a conocer que en la carrera de Medicina hacen especial énfasis en asignaturas como ética y bioética, para que la actitud del alumno y egresado sea favorable al paciente, sin que falte el aspecto humano. Incluso, reconoció que un factor negativo en la labor del médico es su postura arrogante y mercantil, así como su falta de comunicación con los pacientes.

Al respecto, Hernández Chávez aseguró que se tienen cientos de casos de éxito en la atención médica con sentido humanitario y una positiva relación médico-paciente, pero que desgraciadamente no falta quien comercialice su función profesional, un hecho que, definitivamente, afecta el noble rol de la profesión. No es concebible, añadieron, que haya médicos que caen en la tentación de hacer cosas a la carrera y sólo ven la forma de obtener una ganancia.

“Para nosotros, el sentido de nuestra profesión es la pasión por servir, acompañar al paciente hasta el final y, sobre todo, el gran entusiasmo de aliviar su salud o salvarle la vida. Esto nos significa una profunda motivación”, dijeron con clara emoción reflejada en su rostro y admitiendo que la gratitud, “un gracias”, no lo cambian por nada. “Es nuestra máxima satisfacción y nos impulsa a seguir adelante”, expresaron.

En relación con la fecha conmemorativa de este domingo, destacaron que ésta se instituyó para reconocerle al médico su noble función social, humanitaria, científica y educativa.

Recordaron que fue en 1937 cuando se estableció tan significativa fecha para homenajear al doctor Valentín Gómez Farías, quien previamente, en 1833, inauguró el Establecimiento de Ciencias Médicas en la Ciudad de México, antecedente de la actual Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“También tenemos el Día Mundial del Médico, que se festeja el 3 de diciembre –instituido en 1946 por la Confederación Médica Panamericana– en honor a Carlos Juan Finlay Barrés, médico y científico cubano que descubrió que la transmisión de la fiebre amarilla era ocasionada por un vector intermediario, como el mosquito Aedes aegypti”, concluyeron. (JAR)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario