Buscan nuevos materiales para tratar agua contaminada

22505Investigadores de la Universidad de Sonora han iniciado un proyecto orientado a la obtención de nuevos materiales que permitan eliminar hasta en un 100% la presencia de metales pesados en agua contaminada por este motivo.

El investigador responsable de este proyecto, Francisco Javier Almendáriz Tapia, adscrito al Departamento de Ingeniería Química y Metalurgia, explicó que actualmente se usan microorganismos, un tipo de bacterias, para absorber metales pesados y limpiar de esta manera el agua residual; sin embargo, esta técnica tiene sus limitantes.

Abundó que el uso de de agua contaminada, permite captar el 90% de los metales pesados, pero quedan restos de partículas que no son absorbidas por su tamaño tan pequeño; es por eso, que deseamos crear una mezcla de materiales naturales que absorban esos residuos diminutos de metales pesados, explicó.

Para obtener este material natural se probarán mezclas con materiales como el quitosano, un polímero natural que se extrae de la cáscara del camarón, también se usarán proteínas como gliadinas o alginatos, a fin de que esta combinación tengan mayor capacidad de absorción de metales, abundó.

Almendáriz Tapia añadió que estas mezclas de materiales se llaman biocompositos y son partículas de un tamaño tan pequeño que son imperceptibles a la vista, es decir, nanopartículas, que al unirse formarán una sustancia más pequeña que el talco o el polvo.

“Cada grano de estas nanopartículas mide de uno a 100 nanómetros y mientras más pequeña es el área superficial, mayor es su capacidad de atrapar más cantidad de metales pesados”, indicó. Al obtener el biocomposito, éste será agregado en agua contaminada con metales pesados, para medir su eficacia y al mismo tiempo, también se usarán los microorganismos.

Almendáriz Tapia mencionó que para dichos análisis se tomarán muestras de agua de tres sitios: del Río San Pedro para el rumbo de Cananea, de la parte alta del Río Sonora y así como agua de desecho de la industria del platinado de metales en Hermosillo, misma que es tratada con otras técnicas y es confinada en depósitos, no se tira a la red del drenaje, aclaró.

La idea es combinar ambas técnicas, biocompositos y microorganismos; una vez que el agua haya sido descontaminada, usarla para cultivar chiles y de esta manera comprobar la viabilidad de emplearla para riego agrícola, reveló Almendáriz Tapia.

Con el nombre de “Tecnologías sustentables para la bioeliminación de metales pesados de aguas superficiales contaminadas de uso agrícola”, dicho proyecto de investigación ha sido apoyado con recursos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) con fondos de la convocatoria de problemas nacionales. (LMA)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario