Destacan la innovación alimentaria como base de la sustentabilidad

De innovación alimentaria como base de la sustentabilidad y de la importancia de patentar investigaciones en este sentido hablaron Pablo Wong González, director general del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), y Ramón Enrique Robles Zepeda, director de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, de la Universidad de Sonora.

Los investigadores participaron en la llamada “Molécula inventiva”, dentro del programa de actividades de las Jornadas Expo Ingenio 2016, Propiedad Industrial en Movimiento, evento que organizan la alma mater sonorense, a través de la Dirección de Vinculación y Difusión, así como el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y la Secretaría de Economía.

“En esto de la innovación a veces pensamos que sólo es para sectores de alta tecnología, pero no: es para todos los segmentos productivos, en particular el agroalimentario. Sonora requiere innovación, hay muchos elementos que se requieren para poder competir, para poder mantenerse en el mercado, no hay otra salida en la sociedad actual”, reveló Pablo Wong.

El director del CIAD habló del término innovación, e indicó que es la implementación de un producto, bien o servicio nuevo o con mejoras significativas, o un proceso, un método de comercialización o un método organizacional nuevo en una práctica empresarial, organizaciones de trabajo o en relaciones externas.

“La innovación alimentaria es una condición necesaria para la sustentabilidad. También es imprescindible la autosuficiencia, la soberanía y la seguridad en las estrategias de acceso a los alimentos, y cualquiera de ellas requiere innovación”, señaló.

Por último, mencionó que es necesario un marco de política adecuada que promueva la innovación, y que motive la inversión privada en ciencia y tecnología, y que para el trayecto hacia la sustentabilidad alimentaria es necesario una política coherente entre ciencia, educación, agricultura y desarrollo.

En su participación, Ramón Enrique Robles destacó que en México estamos lejos de alcanzar los niveles de innovación, y hay desinformación para llevar a cabo un registro de patente. “Es inquietante observar cómo países extranjeros tienen patentes de especies mexicanas”, apuntó.

El funcionario universitario agregó que en el país se ha desaprovechado la oportunidad de hacer este registro, que es un proceso que dura mucho tiempo, pero que es necesario, y es momento de comenzar a hacerlo para tener mejores resultados pronto.

Resaltó que el país sí invierte en ciencia y hay un número importante de profesionistas con posgrados que publican en revistas especializadas sus estudios, y que algunos de los resultados de estos proyectos pueden también patentarse.

La División de Ciencias Biológicas y de la Salud: puntal en la investigación en alimentos

Robles Zepeda compartió a los asistentes que la División de Ciencias Biológicas y de la Salud tiene ocho departamentos, y en cuestión de investigación en alimentos participan activamente el Departamento de Investigación en Alimentos (DIPA), el Departamento de Ciencias Químico Biológicas y el Departamento de Agricultura y Ganadería.

Éstos, señaló, han realizado investigaciones relacionadas con alimentos, desarrollo de productos, de tecnología para mejorar los alimentos, así como proceso de calidad nutricional, y a la fecha esa área académica tiene registro de ocho patentes.

Destacó que también se realiza investigación con plantas medicinales locales, con las que han desarrollado fitofármacos, y que procuran que todos los procesos que realizan se hagan de manera sostenible.

“Son algunos ejemplos que desde la División estamos impulsando, y posteriormente buscaremos su registro, pero hay que resaltar que de nada sirve la patente si no se hace la transferencia de tecnología”, apuntó.

Se incentiva la protección de la propiedad intelectual: Nahanny Canal

Como moderadora de esta mesa, realizada en el Centro de las Artes, estuvo Nahanny Canal, Directora Divisional de Patentes del IMPI, quien resaltó que en México los trámites de registro de patentes son muy económicos, a comparación de otros países, y que hay descuentos hasta del 50% a personas físicas, instituciones de investigación o universidades, como incentivo para que todos ellos tengan al alcance los medios para la protección que les corresponde.

El trámite puede ser en línea, y cada vez hay más personas capacitadas en México para orientar. Incluso, dijo, algunas instituciones cuentan con una oficina de transferencia de tecnología que, en muchos casos, ofrecen también servicios externos para proteger los productos o procesos, pero que además el trámite se puede hacer directamente en el IMPI o en delegaciones de la Secretaría de Economía, concluyó. (AGG)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario