Estudian sistema de absorción contra contaminación de agua

Ante la problemática de contaminación del agua en el mundo, se desarrolla un sistema de biorremediación con base en el uso de elementos orgánicos y naturales, como puede ser la levadura.

Silvia Carolina Moreno Rivas, estudiante del programa de doctorado del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C, habló del proyecto de investigación que desarrolla sobre “Biorremediación de aguas contaminadas con cadmio empleando sistema bioabsorvente” y dijo que se buscan alternativas que no provoquen más daño al ambiente.

Entrevistada durante la emisión de este jueves en el programa de “Alimentación: Problema de nuestro tiempo” que se transmite por Radio Universidad y conduce el académico Francisco Javier Parra Vergara, dijo que si hay otros métodos de descontaminación, pero suelen ser más agresivos con el medio ambiente.

Al hablar de la biorremediación, Moreno Rivas explicó que el objetivo es eliminar todas las sustancias tóxicas del ambiente y para ello se analizan las propiedades que tienen algunos elementos para remover compuestos y descontaminar.

“El método que más nos interesa es el de la absorción; el compuesto que utilizamos es de origen biológico, son las levaduras las que hemos estudiado”, comentó y dijo que ya han comprobado que tiene la capacidad de absorber distintas moléculas y entre ellas, el cadmio.

Comentó que el cadmio es un elemento químico, y de acuerdo a sus características forma parte del grupo de los pesados junto con el arsénico, plomo, mercurio, cromo, zinc, y tiene efectos dañinos muy importantes a la salud, pues incluso, se le asocia con una alta probabilidad de generar cáncer.

En su exposición, la investigadora consideró que el sistema bioabsorvente con levadura puede aplicarse para descontaminar el agua de todos los elementos antes mencionados, pues, precisamente la levadura tiene el efecto de atrapar, de pegar estos elementos y separarlos del agua.

“Utilizamos la levadura de panadería que se utiliza para la elaboración de panes caseros y funciona con los compuestos de su estructura exterior que son de carga negativa y atrae la carga positiva de la mayoría de los metales”, explicó al señalar que han tenido porcentajes de eficiencia muy favorables para bajar niveles de contaminación hasta por encima de un 80%.

Añadió que esta alternativa puede aplicarse con altas expectativas de remediar áreas importantes de agua contaminadas no sólo en nuestro estado y país, por lo que espera que en el término de los próximos tres años, la investigación arroje una solución, una alternativa más, para aminorar un problema de tipo mundial. (BE)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario