Conmemoran en Unison el Día Nacional del Donador Voluntario de Sangre

Luego de señalar que en el primer día de la jornada de donación altruista de sangre iniciada ayer en el campus de la Universidad de Sonora se logró inscribir a más de 80 predonantes y se obtuvieron 35 unidades, el director del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea hizo un reconocimiento a la máxima casa de estudios por ser pionera en promover esta campaña.

Edgar Velásquez Vega, junto con el director de Hospitales de la Secretaría de Salud, Joel Alberto Badell Lozardo, acompañados por el director de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, Ramón Robles Zepeda, y la jefa del Departamento de Ciencias Biológicas y de la Salud, Adriana Garibay, presidieron la ceremonia conmemorativa del Día Nacional del Donador Voluntario, donde destacó el impulso que este programa ha tenido por parte de la Unison desde hace diez años.

En su intervención, el director de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud hizo hincapié en la participación de la máxima casa de estudios en eventos de gran trascendencia, como una campaña de donación altruista de sangre, por su alto beneficio social.

“-Los eventos- Nos permiten como institución podernos vincular, poder ejercer una de las funciones sustantivas de la Universidad, que es precisamente el acercamiento con la sociedad”, expresó al recordar que la promoción de la donación de sangre ya es una tradición entre la comunidad de la alma mater.

Resaltó que la donación de sangre no es fácil, pero consideró que la juventud, los estudiantes universitarios con ideales, son los más seguros y potenciales donadores, lo que se refleja en las campañas que se realizan, y que seguramente continuarán organizándose.

Por su parte, el director de hospitales de la Secretaría de Salud, Joel Alberto Badell Lozardo, también agradeció la participación de la Universidad de Sonora en esta campaña permanente de donación altruista de sangre, pues consideró que es importante mantener una educación a la conciencia de población por este tipo de acciones.

Dijo que la donación altruista, la donación voluntaria, más que un acto de deber cívico es un acto de bondad, porque la sangre –y los órganos– no es un producto industrial. “Por eso es tan importante que obtengamos este producto de personas sensibilizadas y convencidas de que su donación puede salvar hasta cuatro vidas”.

Donar es una grata experiencia: Hiram Aldaco Ibarra

En el evento conmemorativo al Día Nacional del Donador Voluntario en la Universidad de Sonora, participó Hiram Aldaco Ibarra, alumno del tercer semestre de la Licenciatura en Medicina, quien contó su experiencia como donador altruista.

Ser donador, dijo, fue un ’sueño’ de niño, y después fue su objetivo, pues intentó donar sangre antes de cumplir los 18 años y por razones obvias aún no le era permitido. “Me propuse algo a mí mismo –subrayó–: que cuando cumpliera los 18 años de edad, lo primero que haría sería acudir a donar sangre…”

Dijo que fue el 14 de enero del 2015, a dos semanas de haber cumplido los 18, hizo su primera donación de reposición –para un paciente–, “me sentí tan bien, tan a gusto conmigo mismo que después de dos meses volví para hacer mi primera donación altruista y en esta ocasión fue de plaquetas”.

Contó cómo es que el verano de ese mismo año le llamaron para que hiciera una nueva donación y al hacerlo se sintió cómodo y en confianza para ser un donador voluntario. “Eso me ha hecho sentir muy bien, porque donar sangre es donar vida”.

Invitó a los presentes al evento realizado con alumnos del Departamento de Ciencias Químico Biológicas en el auditorio Rubén Garcilaso, a sumarse a la lista de donadores voluntarios, pues es un acto con la satisfacción de poder ayudar a salvar vidas. (BE)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario