Ingresan tres maestros del Dictus a la Academia Mexicana de Ciencias

22075

Con gran orgullo y satisfacción, el jefe del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Universidad de Sonora (Dictus), Marco Antonio López Torres, anunció el ingreso a la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) de tres académicos de su planta docente.

“Ya son cuatro de nuestros profesores que pertenecen a la AMC, con el doctor Rafael Martínez Córdova, que fue el primero en ingresar, en el año de 2013, y ahora, a finales del 2015, en noviembre, los doctores Luis Angel Medina Juárez, Nohemí Gámez Meza y Mayra Lizeth González Félix”, comentó.

En entrevista, el jefe del Dictus reiteró la satisfacción que significa tener cuatro integrantes de la AMC, pues se trata de personal altamente capacitado para desarrollar proyectos de investigación y procesos mediante los cuales los estudiantes pueden aprender y ser mejores cada día desde todos los puntos de vista, como son el tecnológico, el científico y lo humanístico.

“La Universidad debe estar satisfecha del desarrollo que el Departamento ha tenido en este contexto, pues tener a cuatro miembros en la AMC es algo gratificante que nos debe llenar de orgullo, y el compromiso de los profesores debe ser mayor, pues, como dicen, lo importante no es llegar, sino sostenerse en la parte a la que llegues”, comentó.

López Torres comentó que los docentes para ser aceptados en la Academia, respondieron a una convocatoria emitida por la AMC, pero además debieron documentar y comprobar su producción académica como científicos y demostrar el tiempo de preparación y su capacidad para desarrollar proyectos de investigación y de docencia, donde se relacionan la parte académica, de investigación y de ciencias.

Para el doctor Luis Angel Medina Juárez, con 35 años de docencia en la máxima casa de estudios y especializado en el área de la Biotecnología en plantas, ser parte de la Academia Mexicana de Ciencias siempre fue una aspiración, como debe serlo “para todos los que estamos inmersos en la docencia”.

“Es una aspiración llegar a tener este reconocimiento nacional, estar en este tipo de academias, donde están concentrados los investigadores de todo el país con mayor producción en ciencia y tecnología”, expresó, y dijo que ello aumenta el compromiso con la actividad docente y de investigación.

Hizo un reconocimiento al Dictus y a la Universidad de Sonora por los espacios que proporciona para quienes están involucrados en el desarrollo docente y científico de la institución, pues les permiten realizar el quehacer que ahora los ha llevado a ser aceptados en esta organización de ciencia.

La doctora Nohemí Gámez Meza, con 33 años de carrera docente en la máxima casa de estudios en el área de biotecnología de los recursos naturales, expresó por su parte sentir un gran honor, pues, además de ser una aspiración de todo docente, pertenecer a la AMC significa un compromiso para mantener la producción científica.

“Significa más compromiso, e igual creo que nuestra institución, la Universidad de Sonora, es muy noble y estoy muy contenta de pertenecer a ella como profesora y como científica, porque nos permite desarrollarnos en importantes áreas de competencia y hay libertad para que trabajemos en las disciplinas que nos motivan a trabajar, a venir a disfrutar lo que hacemos, a entretenernos cada día como una aventura, pues dar clases, el tener contacto con los estudiantes, ver los resultados de los proyectos, es un disfrute, no un trabajo”, expresó.

Mientras, la doctora Mayra Lizeth González Félix, quien tiene 15 años trabajando para la Universidad de Sonora en el área de la Acuacultura, dijo por su parte que, más que un honor, es un privilegio pertenecer a la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), pues es un premio a la oportunidad que la Universidad les brinda para desarrollarse y realizar su trabajo.

“Estar en la Universidad de Sonora, que nos ha facilitado y premiado con la oportunidad de estar aquí, de desarrollarnos y de aportar todo lo que nosotros sabemos como profesores, como investigadores, es un privilegio, y esperemos que se nos permita seguir haciéndolo por muchos años y que sigamos así, con la misma productividad y la misma producción”, añadió.

El jefe del Dictus reiteró la felicitación para los ahora integrantes de la AMC, con lo que se comprueba la calidad de los profesores que integran el equipo. “Creo que estamos en lo correcto y hemos elegido el proceso adecuado para tener al mejor personal en el departamento, y eso obviamente se ve reflejado en el trabajo y los resultados del Departamento”, concluyó. (BE)

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario