Resalta académico español la importancia de uso del análisis sensorial en los alimentos

Promocionar el uso del análisis o evaluación sensorial para el desarrollo de la investigación, así como puntualizar su incidencia en la industria donde resulta una herramienta decisiva en el desarrollo y comercialización de nuevos productos, es el objetivo del módulo que imparte Ángel Antonio Carbonell Barrachina, académico del Departamento de Tecnología Agroalimentaria de la Universidad Miguel Hernández de Elche, España.

El también coordinador del Grupo Calidad y Seguridad Alimentaria de aquella institución europea, es uno de los tres instructores del curso “Evaluación Sensorial y Calidad de Alimentos”, que lleva a cabo esta semana el Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA) de la Universidad de Sonora.

Además, el especialista en ciencia y tecnología de alimentos, realiza una estancia académica de tres meses en el DIPA como parte de un convenio de colaboración que mantiene con la institución española.

Carbonell Barrachina destacó que el análisis sensorial es una de las ciencias con mayor futuro dentro de la alimentación, ya que para cualquier empresa agroalimentaria es clave conocer qué opina el consumidor sobre su producto.

“Plantea la necesidad de cómo adaptar o desarrollar nuevos productos que cubran las demandas y necesidades de los consumidores ya no sólo españoles, sino internacionales”, dijo a los 30 académicos partícipes del curso, que tiene como sede la Sala de Usos Múltiples de la Unidad Integral de Posgrado de nuestra institución.

Precisó que ese proceso tiene muchas aplicaciones, como optimizar productos, establecer su vida útil, ayudar a venderlo más fácilmente, entre otras, lo cual es fundamental para hacerlos llegar a los mercados locales o extranjeros.

“Cada consumidor tiene un gusto diferente, y un producto que puede ser muy bienvenido en México, pudiera no suceder así en países de Europa, por ejemplo, donde quizá los consumidores encuentran que no es exactamente lo que esperaban de él”, afirmó.

Proyectó que en México, en unos cinco años más, ese tipo de evaluación jugará un papel muy importante y absolutamente necesario por ser la cata de alimentos desde el punto de vista científico.

Ángel Carbonell es un experto en el análisis sensorial de los alimentos, al que se ha dedicado por 17 años, durante los cuales ha publicado más de 50 artículos científicos relacionados con el tema. Asimismo, ha colaborado en esa área en alrededor de 35 industrias de alimentos, jugos y bebidas alcohólicas de España. (JAR)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario