Se puede comer de todo, siempre y cuando haya moderación: Samuel Galaviz Moreno

Es posible tener una dieta saludable comiendo de todo, siempre y cuando haya moderación en su consumo, afirmó Samuel Galaviz Moreno, académico jubilado tras una experiencia docente de más de 30 años en el área de química y alimentos de la Universidad de Sonora.

Entrevistado en el programa “A tiempo con la Ciencia”, que produce el Departamento de Ciencias Químico Biológicas y que se transmite por Radio Universidad, señaló que la recomendación es que la alimentación cotidiana debe ser equilibrada, con cantidades de nutrientes como agua, fibras, proteínas, vitaminas o minerales, que deben ser adecuadas a la necesidad específica de cada persona.

Está comprobado, sostuvo, que es posible tener una alimentación de esa naturaleza consumiendo todo tipo de alimentos en forma moderada, basada en una estrategia inteligente y consciente, en aras de mantener una buena salud, frente a determinado tipo de alimentos energéticos, que se pueden consumir en ciertas situaciones y “muy a la larga”.

Galaviz Moreno puntualizó en que hoy el concepto de la alimentación saludable tiene mayor vigencia y que uno de los espacios fundamentales en este proceso de encuentro es el seno familiar. “Es ahí donde es posible promover los buenos hábitos de alimentación… si se tienen disponibles, claro, porque es en ella en la que se empiezan a construir”, dijo.

Recordó que los niños no toman las decisiones en su casa, sino que aprovechan los alimentos disponibles, y si hay comida de la llamada “chatarra” es porque los padres la compran y la consumen.

“Estamos hablando de la familia en la parte más íntima o más extendida, porque todos estos son modelos que los niños van a tomar y de los cuales van a empezar a construir sus propios hábitos”, reiteró, y que, por lo tanto, los padres deben poner a disposición de sus hijos toda la variedad de verduras y verduras, particularmente las de estación, por ser frescas y económicas.

Citó la importancia que en el concepto de alimentación saludable tienen las fuentes de vitaminas, minerales, fibras, así como otros importantes –sobre todo en el caso de las etapas de crecimiento–, como son la carne y productos lácteos, de preferencia con poca grasa. “Todo esto va a conformar un cierto tipo de alimentación que contiene proteínas de alta calidad, lo cual promoverá que los niños se desarrollen y puedan crecer de acuerdo con su capacidad genética”, concluyó. (JAR)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario