Necesita Sonora generar más energía para crecer

Por la cantidad de energía que se genera en Sonora, existen muy pocas opciones para impulsar el crecimiento, y más en lo que sería el ramo industrial, consideró la investigadora Diana Elisa Rodríguez Sánchez.

Al participar en el Primer Simposio Regional de Energías Renovables, que se lleva a cabo en la Universidad de Sonora, Rodríguez Sánchez dijo que el problema es que actualmente generamos la misma cantidad de energía que se consume.

“No tenemos, no hay muchas opciones para el crecimiento; no pueden llegar más industrias aquí, a menos que se piense en generar más energía”, comentó en entrevista previa a la conferencia “Análisis del sector eléctrico en Sonora y los desafíos para las energías renovables”, que ofreció en ese marco.

En su exposición, habló de la capacidad que tiene Sonora para generar energía en el entorno nacional, y dijo que, en comparación con otros estados, nuestra entidad tiene apenas una capacidad de generación del 4% de la que se produce a nivel nacional.

Señaló que en Sonora, la Comisión Federal de Electricidad genera 1,551 megawatts (MW) en sus diferentes plantas, los productores independientes generan 508 MW y otros permisionarios generan 651 MW.

De acuerdo a la tecnología, señaló que de la energía generada, el 94% corresponde a medios convencionales, y con métodos renovables es el restante 6%, incluyendo dos grandes hidroeléctricas.

“De toda la energía que se consume en el estado, aproximadamente el 32% se consume en las casas, el 52% en la industria y el 16.5% en comercios, servicios y en la actividad agrícola”, señaló al comentar que en estos índices de consumo se refleja a nivel nacional el nivel de actividad industrial que tiene la entidad.

Precisó que el problema se presenta porque la producción de energía en Sonora es la misma en diciembre que en verano, a pesar de que la demanda se incrementa notablemente en el verano, con el incremento de la temperatura y el uso de los aires acondicionados.

Diana Elisa comentó en la entrevista que en la proyección para la generación de energía deben considerarse algunos factores que eviten utilizar los recursos no renovables, aunque también deben valorarse los renovables, con los costos asociados al daño del ambiente y de la salud, para ver si son realmente redituables.

Diana Elisa Rodríguez Sánchez es egresada de la Licenciatura en Física de la Universidad de Sonora y cursó la maestría en el Instituto de Energías Renovables de la Universidad de Oldenburg, Alemania, y actualmente es candidata a grado de doctor por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Realizó sus prácticas profesionales orientadas a plantas microhidroeléctricas para electrificación en áreas rurales de Indonesia, y se desempeñó como asesora del subsecretario de Electricidad en temas de energías renovables y tecnologías del sector eléctrico, entre otros. (BE)

 

RESPONSABLE DE ESTA PUBLICACIÓN
DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN

Enviar comentario