Proyecto Interinstitucional verificará la calidad de la semilla de ostión a nivel regional

19681La Universidad de Sonora y el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor) llevarán a cabo un estudio integral con el fin de verificar la calidad de la semilla de ostión que está disponible para los ostricultores sonorenses, informó Manuel Grijalva Chon, académico del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Universidad de Sonora (Dictus).

El investigador universitario destacó que en el noroeste de México existen varios laboratorios dedicados a la reproducción controlada del ostión para obtener la semilla que es ofrecida en venta a los ostricultores.

“Se le conoce como semilla al ostión que ha dejado su fase larvaria de vida libre y se asienta en el fondo, adquiriendo la morfología típica del ostión, y una vez que esa fase de semilla alcanza los tres o cuatro milímetros, se pone a la venta a los ostricultores”, citó. Enseguida reveló que en nuestra entidad existe una treintena de unidades de producción ostrícola que adquieren la semilla de ostión sin tener la certeza de la calidad que adquieren.

Por su parte, Jorge Chávez Villalba, académico del Cibnor, comentó que los ostricultores de las costas de Sonora refieren que la semilla de ostión que adquieren con las diferentes empresas productoras presenta una variación muy amplia en cuanto a calidad.

El problema, indicó, es que la calidad frecuentemente es baja, y ésta se refleja en varios aspectos durante el cultivo de la semilla en el mar, y se cree que la calidad de la semilla podría estar relacionada con los sistemas de producción utilizados por cada una de las empresas involucradas.

A la fecha no se conoce si entre los lotes de semilla que ofrecen las diferentes empresas existe una variación significativa de su desempeño en campo, por lo tanto, el proyecto contempla cultivar lotes de semilla de los diferentes laboratorios proveedores, informó.

Manuel Grijalva adelantó que esos lotes serán mantenidos bajo las mismas condiciones de cultivo en la laguna costera La Cruz, adyacente a Bahía de Kino, y se contará con la participación logística del personal del Centro Reproductor de Especies Marinas del Estado de Sonora (Cremes) y de ostricultores de La Cruz.

“El estudio abarca desde el análisis de las condiciones de producción de semilla, hasta datos del desempeño biológico, incluyendo un análisis de variabilidad genética”, dijo, y mencionó que este tipo de información ni siquiera la tienen los propios laboratorios de producción, por lo que el conocimiento que se genere será de suma importancia para el sector acuícola.

El proyecto, concluyó, tiene financiamiento de la Fundación Produce Sonora, A.C., y cuenta también con la participación de los investigadores Reina Castro Longoria y Ramón Barraza Guardado, del Dictus, así como de Francisco Hoyos Chairez, del Cremes.

Enviar comentario