Analizan uso de microorganismos en la conservación del camarón de cultivo

19661Avanzar en la sustentabilidad y la calidad de la actividad camaronícola para que sea rentable y ecológica y socialmente responsable, es el gran propósito del proyecto “Caracterización de consorcios microbianos asociados a bioflóculos y biopelículas en el cultivo del camarón”, bajo la dirección del académico Luis Rafael Martínez Córdova. El profesor investigador del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Universidad de Sonora (Dictus) destacó que el proyecto tiene un sentido mucho más integral, no sólo en la búsqueda de la respuesta productiva, sino también en la condición fisiológica y el estado inmune del producto natural cultivado en granja.
Por ello, añadió, en septiembre de 2014, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) lo aprobó como una propuesta de ciencia básica, por ser una contribución original, además de tener la característica de ser multiinstitucional.
Informó que en este esfuerzo participan doce científicos de los centros de Investigación y Alimentación (CIAD) y de Investigaciones Biológicas del Noroeste (Cibnor), así como de la Universidad Estatal de Sonora y estudiantes de la Licenciatura en Biología y el posgrado en Biociencias del Dictus, e incluso un alumno de la Universidad Autónoma de Nuevo León, que desarrolla su tesis de doctorado dentro del proyecto.
Dio a conocer que esta iniciativa surgió como respuesta a los grandes problemas de la camaronicultura relacionados especialmente con enfermedades, como el virus conocido como “Mancha blanca”, y últimamente una bacteria llamada “Muerte temprana”, que en diversos periodos ha provocado bajas muy drásticas en la producción.
Martínez Córdova reiteró que por ello hoy se estudian a nivel mundial diversas alternativas, como es el uso de microorganismos en el cultivo del camarón. “Por fortuna –subrayó el doctor en Ciencias–, generalmente los virus y bacterias que atacan a los camarones no son nocivos para el ser humano”.
El investigador del Dictus dijo que cultivar el camarón natural en granjas ofrece resultados positivos, toda vez que hay referencias históricas de épocas con gran bonanza económica, pero que desafortunadamente también se tienen drásticas bajas en la producción a causa de enfermedades, y ello ha llevado a la ruina a muchos productores, de ahí que se trabaje con mucho cuidado en los avances en la investigación.
Dio a conocer que de momento trabajan a nivel laboratorio en el propio Dictus, pero que proyectan también hacerlo a través de una granja privada ubicada en la Calle 36 sur de la Costa de Hermosillo, donde dispondrán de algunos módulos para hacer experimentación y validar el proyecto.
Con el resultado de la investigación, que se publicará en revistas de circulación internacional, esperan contribuir con este proyecto sustentable en la mejora de la actividad camaronícola en otros escenarios del país y el extranjero, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *