Declara Rector Pedro Ortega Romero que deja una Universidad fortalecida y con gran potencial

dictusTras ocho años al frente de la Universidad de Sonora (Unison), el Rector Pedro Ortega Romero expresó que deja una institución fortalecida y con un gran potencial para avanzar mucho más al haber logrado el 100% de calidad académica reconocida a nivel nacional e internacional y consolidado su estructura orgánica y administrativa.

Destacó que la institución ha trabajo de manera ardua y constante para alcanzar los niveles de calidad en de los programas como lo avalan y demuestran los indicadores internos y externos.

Como Rector saliente de la Unison expresó sentir orgullo por haber llegado al máximo cargo, pero sobre todo por trabajar en diversos proyectos educativos, científicos y de investigación y de haber impulsado un periodo de mayor crecimiento en materia de infraestructura.

“La Universidad tiene ahora mayor respeto, una imagen muy alta en la comunidad y durante todos estos años de estabilidad se encuentra ahora en un franco proceso de constante superación “, recalcó.

Ortega Romero consideró que todos los proyectos y metas trazadas para la institución fueron cubiertos y ahora le queda brindar los mejores deseos a la nueva administración para que la Máxima Casa de Estudios de Sonora continúe su evolución y desarrollo.

“Me siento orgulloso de haber tenido este trabajo, es muy intenso. Uno madura de manera exponencial”, expresó y reconoció el apoyo que la sociedad brinda a la Máxima Casa de Estudios.

Dijo que el progreso del Alma Mater nunca se detiene, nunca termina y una prueba de ello son también los logros y resultados que ha obtenido en las visitas de despedida que ha realizado por los campus de las Unidades Regionales Norte y Sur.

Detalló que quedan proyectos en proceso de desarrollarse ya que esto no se trata de “borrón y cuenta nueva” y entre ellos destacó el programa de educación a distancia del cual se trabaja en el proyecto ejecutivo y la gran plaza que se ubicará en el Centro de las Artes.

Además quedó pendiente integrar a la red de Radio Universidad las repetidoras en Ciudad Obregón, Puerto Peñasco y Nogales, trámites que registra un alto grado de avance para su aprobación.

“La universidad nunca se detiene, nunca termina, siempre hay cosas que hacer, siempre está evolucionando”, puntualizó.

Al mostrar su lado humano y dejar a un lado el profesional, el Rector resaltó que esta experiencia de dos periodos en la administración universitaria lo hace llevar una alegría inmensa en el corazón, aunque también algunas tristezas.

En la despedida agradeció a todo su equipo, a su familia, pero sobre todo a su esposa Lorena Bringas, investigadora del Dictus quien siempre ha estado a su lado “empecé con una familia unida y terminé con una más unida y éste que les habla nunca ha elevado los pies de las tierra

Enviar comentario